Berenjenas y pimientos a la plancha, asados

La receta de hoy es de lo más sencilla que sirve como plato único, como acompañamiento caliente o para tomar frío con una tostada de pan con tomate. Las berenjenas asadas a la plancha se conservan durante varios días en la nevera y las podemos tener reservadas para cualquier ocasión.
 

Cómo preparar las berenjenas y pimientos asados a la plancha

  1. Pinchamos las berenjenas y los pimientos con un cuchillo o un tenedor.
  2. Calentamos aceite de oliva virgen extra en una plancha o parrilla a fuego fuerte. Una vez esté muy caliente, ponemos las verduras y bajamos el fuego al mínimo.
  3. Dejamos cocer durante unos quince minutos por cada lado.
Podemos servirlas con un poco de sal gorda, tomillo, perejil y ajo picados… Se pueden tomar fríos junto con una tostada de pan con tomate o bien como acompañamiento para carnes y pescados.
 
Podéis quitarles la piel a las berenjenas una vez cocidas, esto es cuestión de gustos! a nosotros nos gusta con la piel!