Lasaña italiana de ricotta y espinacas

LASAGNA-1826

La lasagna, o lasaña, es uno de los platos más populares de la cocina italiana. Permite hacerla de muchos rellenos, incluso podemos considerarla cocina de aprovechamiento porque bien podemos usar restos de carne asada o verduras que tengamos en la nevera y que con una buena salsa bechamel tendrán otro sabor completamente diferente.

Hoy vamos con una versión apta para los que sigan la cuaresma y para los amantes de los platos sin carne. Una versión con queso ricota y con espinacas que resulta doblemente cremosa y en la que por supuesto no falta la salsa bechamel.

LASAGNA-1776

Ingredientes:

  • 1 paquete de hojas de lasaña precocida al huevo (es mejor comprarla de buena calidad)
  • 400 g de espinacas frescas
  • 2 dientes de ajo
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 500 g de queso ricotta (o requesón)
  • 2 huevos
  • 100 g de queso rallado tipo emmental o gouda (o una mezcla que es lo que yo usé)
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal
  • 100 g de parmesano rallado

Para la bechamel:

  • 1 litro de leche
  • 160 g de harina
  • 75 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra recién molida

LASAGNA-1782

LASAGNA-1797

Preparación:

  1. Poner a remojo en agua las hojas de lasaña precocida para que se ablanden.
  2. En una sartén Bra Efficient de 24 cm, rehogar los ajos picados en el aceite. Cuando estén dorados, añadir las espinacas y mover bien para que poco a poco se hagan. Bastarán unos minutos. Pasar a un colador y eliminar todo el líquido que puedan haber soltado.
  3. En la misma sartén, añadir el queso ricotta, el parmesano rallado, los huevos, y un poco de sal y pimienta molida. Mover bien y rectificar de sal.
  4. Engrasar la bandeja Efficient gastronorm 1/2, de 32 cm, y poner una capa de hojas de lasaña. A continuación, una capa de la mezcla de espinacas y ricotta, otra de bechamel y otra de queso rallado. Repetir la operación. Cubrir de nuevo con hojas de pasta y terminar con el resto de la bechamel. Cubrir con queso rallado y hornear a 180 grados durante unos 15 minutos. Gratinar hasta conseguir que el queso se dore. Servir bien caliente.

Fotografías y receta by Loleta.