Receta de croquetas de pollo (con o sin lactosa)

receta-de-croquetas-de-avena-5

Desde hace un tiempo que mi receta de croquetas por excelencia pasó a ser esta receta que publicó MJ en una de sus vídeo recetas de más éxito: la receta de las croquetas del Echaurren. Hoy la he adaptado utilizando leche de avena pues teníamos un amiguito de mi hijo a cenar en casa que tiene intolerancia a la lactosa.

Podría haber puesto leche sin lactosa pero puesto que en casa cada vez consumimos menos lácteos, quise probar con leche de avena y el resultado no solo ha sido delicioso sino que me atrevería a decir que incluso mejor que el de las croquetas hechas con bechamel de leche de vaca.

Mi versión varía un poco de la que puso MJ en el blog, las he hecho sin jamón y con menos leche pues encuentro que quedaban un poquito líquidas con la leche de avena. Aquí va la receta:

Receta de croquetas sin lactosa

Ingredientes

  • 80 g de mantequilla (o margarina en caso de tener intolerancia)
  • 28 g de jamón ibérico
  • 28 g de pechuga de pollo
  • 1 huevo cocido
  • 105 g de harina de trigo
  • 750 ml de leche de avena (o leche entera) – caliente
  • Pan rallado
  • 2 huevos batidos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

Cocemos un huevo poniéndolo en un cazo de agua fría y dejamos 10 minutos desde que el agua rompa a hervir. Reservamos.

receta-de-croquetas-de-avena-3

Ponemos en nuestra cacerola baja de aluminio fundido Efficient la mantequilla o margarina a fuego bajo. Picamos la pechuga de pollo (si tenemos picadora podemos usarla), nosotros hemos utilizado pollo que sobró de hacer caldo y en este caso ya estaba cocido.

receta-de-croquetas-de-avena-2

Cuando la pechuga ya esté heche le incorporamos la harina poco a poco y removemos con las varillas de mano. En cuanto la harina empiece a dorarse ligeramente es que ya está hecha, es el momento de echar la leche (previamente calentada) y poco a poco.

Mientras vamos echando la leche seguimos removiendo enérgicamente, este es el proceso más importante de las croquetas pues la bechamel debe quedar ligera pero ligada, es decir, ni muy espesa ni líquida, para ello hay que remover con fuerza durante un buen rato.

Pelamos el huevo y lo picamos o rallamos. Lo añadimos a la bechamel con el pollo y seguimos removiendo durante un par de minutos. Salpimentamos, ponemos un poco de nuez moscada y listos ya tenemos la bechamel.

Ahora toca enfriarla, para ello la pasaremos a una fuente plana o una bandeja y la dejamos a temperatura ambiente hasta que ya no esté caliente. La tapamos con papel film y dejamos en la nevera un mínimo de ocho horas.

receta-de-croquetas-de-avena-4

Ponemos abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén antiadherente.Damos forma a nuestras croquetas o bien con dos cucharas, con las manos o bien formando un rulo en una superficie enharinada y cortándolo con un cuchillo con la medida de una croqueta.

Batimos dos huevos y mojamos las croquetas, luego las pasamos por pan rallado.

Cuando el aceite esté caliente vamos añadiendo las croquetas poco a poco, máximo de cuatro en cuatro para que no baje la temperatura del aceite, es importante que se mantenga bien caliente. Cuando estén listas las dejamos escurrir sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

receta-de-croquetas-de-avena-6