Risotto de shiitake y alcachofa

Nuestra receta de la semana es una fusión oriental y mediterránea, combinamos las setas shiitake, un hongo procedente de Asia.
 
El shiitake, crece de forma natural sobre un árbol llamado Shii. “Take” en japonés significa “seta!, de ahí su nombre “Shiitake” (seta del árbol Shii). Para la cultura japonesa, el shiitake es uno de los hongos más apreciados por sus propiedades (fortalece el sistema immunitario, tratamiento del colesterol, la diabetes, las enfermedades respiratorias y circulatorias, entre otros).
 
En cuanto a la alcachofa, la mayoría seguro que conocéis sus beneficios diuréticos, además es conocida como anticancerígena y con virtudes contra el colesterol, la hipertensión y la arteosclerosis.
 
Y ahora vamos con la receta que hemos sacado del libro de Lujuria Vegana, “Delicias Veganas”, por Toni Rodríguez (el rey de la cocina vegana):
 

Risotto de shiitake y alcachofa

Ingredientes para 6 personas

  • 300 g de arroz integral (o blanco)
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cerveza negra
  • 250 g de setas shiitake
  • 2 alcachofas
  • Caldo de verduras
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Cómo preparar el risotto de setas shiitake y alcachofa

  1. Cortamos las cebollas y los dientes de ajo en trozos pequeños y los sofreímos en la cacerola baja de BRA. Añadimos la cerveza y dejamos que ésta se evapore por completo.
  2. Añadimos el arroz y removemos. Reservamos.
  3. Cortamos las alcachofas y las salteamos en una sartén (podéis utilizar la misma paellera en la que habéis sofrito la cebolla y los ajos), hasta que estén doradas.
  4. Cortamos las setas en rodajas y las salteamos con un poco de aceite y sal hasta que se doren. Las retiramos del fuego y en un bol aparte mezclamos las setas con las alcachofas y reservamos.
  5. En la paellera, ponemos el arroz con un poco de caldo (que cubra el arroz y un poquito más), hasta que éste se reduzca hasta la mitad.
  6. Añadimos las alcachofas y setas y seguimos cociendo hasta que el arroz esté listo.

 

Esta receta es vegana, lo que significa que no lleva nada de origen animal. Si no tenéis reparo, podéis añadir parmesano rallado al final de la cocción para quede más cremoso.