Tajine de verduras estilo marroquí

Ingredientes (para 6 personas):

1 cebolla
2 dientes de ajo
300 ml de tomate natural trituado
1 berenjena
1 calabacín
3 zanahorias
1 patata
1/2 vasito de caldo de pollo o de verduras
Judías blancas o alubias (opcional)

250 g. de cuscús precocinado.
250 ml. de agua.
La ralladura de la piel de medio limón
Aceite de oliva virgen extra

Especias marroquíes
Semillas de cilantro
1 pizca de semillas de comino
1 pizca de jengibre seco en polvo
1 pimienta de cayena
1 clavo de olor
1 pizca de cúrcuma

Frutos secos
10 orejones de albaricoque
1 puñado de pasas
1 puñado de ciruelas pasas

Hace unos meses estuvimos en Marruecos y pudimos comprar las especies para tajine sin necesidad de hacer nosotros la mezcla, ha sido un pequeño truquito 😉

Cómo preparar tajine de verduras

Podemos preparar este plato en una sartén o bien en una cacerola baja, para ser servido al comensal en un tajine típico marroquí (de donde obtenemos el nombre de la receta).
Picar la cebolla y el ajo. Sofreír, a fuego suave (6 sobre 10), en una cacerola con dos cucharadas de aceite de oliva. Poner en el mortero las semillas de cilantro y comino, junto con el clavo, la cayena y un poco de sal. Machacar bien y añadir al sofrito junto con el jengibre en polvo y la cúrcuma. Remover bien sin dejar que las especias se quemen.
Añadir el tomate y dejar reducir a fuego medio.
Limpiar y cortar las verduras en trozos del tamaño de un pulgar. Añadir al sofrito primero las más duras: pimiento, patata y zanahoria. Remover y mantener la cocción a fuego medio durante unos 15 minutos, removiendo de vez en cuando.
Añadir el resto de verduras (calabacín y berenjena), salar y remover para que se integre con el resto. Añadir el caldo. Bajar la cocción a fuego bajo, tapar y mantener en el fuego durante 30 minutos, removiendo de vez en cuando, pero procurando no romper la verdura. Cuando queden 5 minutos para terminar la cocción añadiremos las frutas secas (albaricoque, ciruelas y pasas). Mezclar bien para que se ablanden y tomen el sabor del caldo.
Preparar el cuscús calentando el agua con sal y zumo de limón, añadir la pasta cuando haya empezado a hervir. Dejar reposar en el cazo con su tapa. Cuando la pasta haya absorbido el agua, unos 7 minutos, remover bien y separar los granos del cuscus con la ayuda de un tenedor, para que no quede apelmazado.
Servimos en un recipiente tajine (marroquí).