Tarta imposible de puerros, bacon y queso cheddar

Hemos llamado a esta receta tarta imposible porque es prácticamente igual que una quiche pero sin masa quebrada. Otra diferencia con las quiches tradicionales es que en lugar de nata le hemos echado leche, por lo que la hace mucho más ligera y menos pesada que las quiches. El resultado: una tarta espectacular, que gustará a toda la familia.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 puerros sin la parte verde y picados
  • 1 diente de ajo picado
  • sal marina y pimienta negra molida
  • 3 huevos
  • 75 gr de harina tamizada + 1/4 de cucharadita de levadura
  • 375ml de leche
  • 150 gr de tiras de bacon o jamón dulce (para niños)
  • 100 gr de queso cheddar rallado


Preparación

1. Precalentamos el horno a 200ºC.

2. Calentamos el aceite en la sartén Bra Eficient a fuego fuerte. Añadimos el puerro y el ajo y los doramos entre 5 y 7 minutos o hasta que estén transparentes y ligeramente tostados. Salpimentamos y reservamos.


3. Ponemos los huevos y la harina en un bol mediano y mezclamos hasta que quede una pasta homogénea.

4. Poco a poco vamos añadiendo la leche y batimos hasta que esté bien mezclada.

5. Ponemos los puerros, el bacon y el queso en una sartén o cacerola baja Efficient de 24 cm de diametro (previamente engrasadas).

6. Agregamos la mezcla de leche, salpimentamos ligeramente y lo cubrimos con papel de aluminio sin presionar. Lo introducimos en el horno y lo dejamos cocer durante unos 30 minutos.
7. Transcurrido el tiempo, sacamos el papel de aluminio y seguimos cocinando otros 30 minutos más o hasta que la parte superior quede dorada.

8. Lo dejamos reposar durante 10 minutos antes de servirlo.


Nota: gracias al revestimiento antiadherente interior y exterior de las sartenes y cazuelas BRA con TEFLON® PLATINUM PLUS de la más alta calidad y libre de PFOA, conseguiremos los mejores resultados. Os retamos a que hagáis una prueba, no engraséis la cacerola antes de poner los ingredientes para introducir en el horno. ¡Seguro que no se os pega ni pizca de masa!