Tartiflette

Empezamos el año con mucho frío y con muchas ganas de enseñaros nuevas recetas, daros ideas para cocinar vuestros menús semanales, siempre pensando en que sean saludables y lo más asequibles posible.

El año pasado os propusimos varias recetas hechas con patata, una que parece que os gustó muchísimo fue esta receta de Lorraine Pascale de Patatas Hasselback, otra receta que sorprendió a muchos de nuestros lectores fue esta receta (originaria del Grupo Tragaluz) de patatas Bhután.

La receta de hoy es un clásico en las recetas de invierno, los que vais a Francia en esta época del año seguro que conocéis este plato: Tartiflette. La tartiflette es un plato compuesto básicamente de patata y queso pero está cocinada de tal forma que os hará derretiros al instante de probarla.

Se suele hacer con queso Reblocho, un queso de corteza lavada, de olor bastante fuerte pero de sabor suave (bastante más suave que su olor). Si no encontrarais este queso en el supermercado (suele haberlo en casi todos), podéis utilizar Brie o Emmental pero si tenéis la oportunidad probadlo porque es el toque de la receta.

queso-para-tartiflette

Las patatas son un punto muy importante en el plato, por lo que deberéis escoger patatas nuevas, pensemos que las vamos a cocinar con piel así que deberemos lavarlas bien antes de cocinarlas.

Receta de tartiflette:

Ingredientes

  • 200 g de bacón ahumado
  • 300 g de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 30 ml de vino blanco
  • 650 g de patatas (si es patata nueva mejor)
  • 300 g de queso Reblochon (o queso tipo Brie)
  • 150 ml de nata líquida
  • sal y pimienta
  • romero (opcional)

Elaboración

  1. Precalentamos el horno a 200ºC.
  2. Freír el bacon junto con una cucharada de aceite de oliva hasta que esté dorado (según os guste más o menos tostado), lo reservamos.
  3. Cortamos la cebolla en rodajas y la freímos junto con cuatro cucharadas de aceite de oliva y los ajos en la misma sartén en la que hayamos frito el bacon, a fuego medio. Dejamos que se doren y añadimos el vino blanco dejándolo evaporar hasta que se haya consumido.
    tartiflette
  4. Mientras la cebolla se está haciendo, lavamos muy bien las patatas y las cortamos en rodajas de medio centímetro de grosor.
  5. Ponemos las rodajas de patatas en una olla de aluminio fundido junto con una rama de romero y un poco de sal, las cubrimos ocn agua fría y ponemos a fuego fuerte. Cuando empiece a hervir calcularemos cinco minutos, entonces las retiraremos del fuego y dejamos escurrir.
  6. Añadimos el bacon a las cebollas y retiramos el exceso de aceite (si lo hubiera).
    como-hacer-tartiflette
  7. Cortamos el queso en rodajas finas (nosotros no retiramos la corteza pero si no os gusta podéis hacerlo vosotros); reservamos.
  8. En la cacerola donde lo vayáis a hornear (nosotros hemos optado por utilizar cacerolas individuales de aluminio fundido), ponemos una capa de patatas en el fondo, otra capa de bacon y cebolla, salpimentamos, ponemos otra capa de patatas y otra de bacon y cebolla. Rociamos con nata líquida por encima y por último ponemos una buena capa de queso por encima que ocupe toda la cacerola.
  9. Introducimos las cazuelitas en el horno precalentado a 200ºC y horneamos durante unos 30 minutos aproximadamente o hasta que veáis que el queso ha cogido un color dorado.

cazuela-individual