Terrina de verduras asadas

_MG_2272

Muchas veces cuando queremos acompañar nuestros segundos platos de verduras tenemos que tirar de inventiva e idear lo que sea para no caer en la rutina de siempre. Este plato podéis prepararlo con un par de días de antelación (ya sé que siempre os digo lo mismo pero es que realmente merece la pena pues los sabores se mezclan y todo queda muchísimo más sabroso).

Es un plato muy sencillo de preparar, lo único que tendremos que hacer es asar unas láminas de berenjenas, lo demás viene todo preparado y es hacer el montaje del pastel, tener el punto exacto de sal y pimienta y listos.

Vamos con esta receta de pastel de berenjena con pimientos, queso y tomate acompañado de una salsa pesto.

_MG_2255_MG_2256

_MG_2259

Terrina de verduras asadas

Ingredientes

  • 3 berenjenas grandes, cortadas a láminas de 5 mm
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta recién molidos
  • 80 ml tomate triturado (no frito)
  • 900 g (2 latas) de pimientos del piquillo coladas
  • 450 g de queso stracchino (si no lo encontráis podéis utilizar mozzarella)
  • 2 tazas de hojas de albahaca
  • hojas de berros
  • salsa pesto ya preparada para servir

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 220ºC.
  2. Dividimos la berenjena en dos partes y las asamos sobre una plancha antiadherente apta para horno. Pincelamos con el aceite de oliva y espolvoreamos con sal y pimienta. Horneamos durante 15 minutos o hasta doradas y repetimos con la otra mitad de berenjena.
  3. Reducimos el horno a 180ºC.
  4. Cogemos nuestro molde, en este caso una cacerola baja de aluminio fundido Efficient y disponemos las hojas de berenjena de forma horizontal, superponiéndolas 4 cm las unas a las otras.
  5. Añadimos una capa de tomate triturado, otra de pimientos, otra de queso, albahaca, más berenjena, sal y pimienta. Repetimos la operación dos veces más terminando con  una capa de berenjena.
  6. Doblamos las capas sobrantes de berenjena y horneamos durante 40 minutos o hasta que el queso empiece a burbujear.
  7. Retiramos del horno y dejamos que se enfríe.
  8. Volteamos la cacerola y cortamos porciones individuales.

Se puede consumir tanto frío como caliente.

_MG_2269