Tortitas de harina de avena para desayunos fitness

_MG_2136
Tanto si estáis a dieta como si no, esta receta de tortitas de harina de avena es una alternativa al desayuno y merienda que aporta poquísimas calorías e hidratos de carbono. Según dicen, la avena es uno de los alimentos más saludables que nos ha dado la tierra. Dicen de ella que si la tomas a diario tu piel estará más sana y bella, tu cabello lucirá fuerte y brillante… adelgazarás si tienes sobrepeso y engordarás si estás demasiado delgado. Es un regulador metabólico, depurando las sobras y cubriendo las carencias. También disminuye el colesterol, la avena es como una escobilla arterial, ¡además aumentará el colesterol bueno!
La harina de avena está cada vez más presente en las recomendaciones de nutricionistas y dietistas. La avena es un cereal ultra completo que además de ser muchísimo más saludable que el trigo, da a los postres y panes un sabor y texturas deliciosos.
Existen viejos dichos germánicos que avalan los conocimientos científicos: Hafer macht Männer stark (la avena vuelve a los hombres de hierro) y Dar Hafer sticht (la avena te acelera) son ciertos: la avena es una riquísima fuente de energía y vitalidad.
La avena tiene 7 de los nueve aminoácidos esenciales para la vida: grasas, hidratos de carbono (de absorción lenta: libera energía durante horas), minerales (destacamos la presentcia de sílice) y vitaminas B y E.
Y ahora os dejamos con esta receta súper fácil de hacer, ideal para deportistas y dietas bajas en hidratos de carbono:

Tortitas de avena con claras de huevo

Ingredientes para 6 tortitas
  • 4 claras de huevo (si utilizáis las pasteurizadas no tendréis que desaprovechar las yemas)
  • 120 g de harina de avena
  • 120 g de queso fresco batido 0%
  • 1 cucharadita de sirope de agave o edulcorante líquido
  • aceite de oliva virgen extra para la sartén
  • 1 pizca de sal

Preparación

  1. Ponemos todos los ingredientes en un bol y batimos (con una varilla de mano o bien con la batidora eléctrica) hasta que se mezclen bien los ingredientes.
  2. En nuestra crêpière ponemos una gota de aceite de oliva y la esparcimos con la ayuda un poco de papel absorbente. Calentamos a fuego alto.
  3. Cuando esté caliente añadimos 4 cucharadas soperas de masa y movemos la sartén para que se esparza bien. Cuando empiecen a salir burbujas, le damos la vuelta (1 minuto más o menos) y la dejamos durante otro minuto más por el otro lado.
  4. Terminamos rellenado las tortitas con un poco de tomate cortado, una loncha de pavo, queso fresco, rúcula… ¡o lo que queramos!