Quiche de higos y queso de cabra

FullSizeRender_3

Las quiches son probablemente el plato más ideal para una comida “pongo”. ¿No sabéis que es una comida pongo? Pues es aquella comida o cena donde cada invitado lleva un plato y luego se comparten. Es la manera de celebrar una reunión en torno a la comida sin que suponga un gran sacrificio económico para ningún comensal.

Hoy nos hemos atrevido a hacer una quiche “gourmet” donde la combinación dulce-salada resulta muy sugerente al paladar. Aprovechamos la temporada de higos que dura bien poco.

FullSizeRender_2

Ingredientes:

  • 1 paquete de masa brisa
  • 2 huevos L
  • 200 ml de crema fresca o nata para cocinar
  • 200 g de queso de cabra a la miel o natural
  • 10-12 higos variedad “cuello de dama”
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Vinagre de Módena
  • Tomillo limonero

Preparación:

  1. Extendemos la masa brisa en el molde, nosotros vamos a utilizar la sartén BraInfinity de 24cm que podemos utilizar perfectamente para hacer la quiche, gracias a la posibilidad de quitar el mango.
  2. Extendemos bien por los bordes de la sartén, pinchamos el fondo con ayuda de un tenedor y tapamos con papel vegetal. Horneamos con el horno precalentado a 180ºC durante 15 minutos.
  3. Pasado el tiempo sacamos el papel, recortamos los bordes para dejarlos uniformes y horneamos durante 5 minutos más. Sacamos del horno y reservamos.
  4. En un bol batimos los dos huevos con ayuda de una batidora eléctrica. Salpimentamos al gusto. Añadimos la creme fraiche o nata para cocinar y batimos hasta integrarla con los huevos. Reservamos en la nevera.
  5. Lavamos y secamos los higos, los cortamos en rodajas no muy finas y cubrimos toda la superficie de la quiche. A continuación desmigamos la mitad del queso de cabra. Volvemos a cubrir con otra capa de higos y desmigamos el resto del queso.
  6. Vertemos sobre nuestra masa la mezcla de huevo y creme fraiche que teníamos en la nevera.
  7. Horneamos durante 25-30 minutos a 180ºC opción arriba-abajo. Una vez finalizado el tiempo sacamos del horno y reservamos. Esta quiche la recomendamos comer fría. Una vez templada reservamos en la nevera y la sacamos una hora antes de consumirla para que pierda el frío de la nevera.
  8. Para servir echamos un chorrito de vinagre de Módena y decoramos con unas ramitas de tomillo limonero.

FullSizeRender_4

Fotografías y receta by MJ.