Schnitzel de pollo con tomates pera y mozarella

_MG_2082

El pollo scnitznel no es más que una forma de empanar el pollo, muy parecido a la forma como lo hacemos aquí pero añadiendo un paso más y algún otro ingrediente. Esta forma de empanar el pollo es tradicional Austríaca y puede hacerse solo o bien como lo hemos preparado nosotros, dándole un toque en el horno con tomates pera y queso mozarella, rematando con salsa pesto y unas hojitas de menta.

_MG_2071_MG_2073

Para esta receta hemos utilizado una única sartén, tanto para freír el pollo como para terminar la receta en el horno y es que la nueva sartén BRA Infinity es perfecta para ello gracias a su mango desmontable.

_MG_2075_MG_2078

_MG_2080

Vamos con esa receta:

Schnitzel de pollo con tomates pera y mozarella

Ingredientes

  • 400 g de pechugas de pollo fileteadas o abiertas por la mitad
  • 65 g de harina
  • sal y pimienta negra recién molidas
  • 2 huevos
  • 60 ml de leche entera
  • 200 g de pan rallado del día anterior con perejil
  • aceite de oliva virgen extra para freír
  • 1 lata de 400 g de tomates pelados
  • 60 ml de vincotto (podéis comprarlo en tiendas especializadas italianas)
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 250 g de mozarella de búfala laminada
  • Salsa pesto (puede ser comprada)
  • Hojas de menta para servir

Preparación

Precalentamos el horno a 220ºC.

Preparamos un bol con la harina, sal y pimienta, otro bol con los huevos y la leche mezclados, y otro bol con las migas de pan.

Enharinamos el pollo, lo pasamos por el huevo y leche y terminamos empanando con las migas de pan.

Calentamos la sartén BRA Infinity con abundante aceite y freímos las pechugas durante unos dos minutos o hasta que estén doradas y cocinadas en su interior. Dejamos escurrir en papel de cocina.

Ponemos los tomates en un bol o plato hondo y machacamos con un tenedor, añadimos el vincotto, la ralladura de limón, sal y pimienta y mezclamos hasta combinar.

Limpiamos ligeramente la sartén en la que acabamos de freír el pollo y colocamos las pechugas en la base, tiramos la mezcla del tomate y colocamos unas láminas de mozzarella por ecima. Horneamos durante unos 12 minutos o hasta que el queso se haya fundido. Una vez fuera del horno, añadimos unas cucharaditas de salsa pesto y unas hojitas de menta.