Café Vienés

El café vienés se llama así porque es muy típico de Viena. El café se sirve con una suave crema montada que le da el toque dulce. Hay muchísimas variaciones pero la clásica es una de las más famosas.

Este en concreto lo hemos aromatizado con Brady y chocolate pero podemos hacerlo con canela, vainilla, naranja… hay muchas posibilidades aunque eso sí, la nata montada es fija siempre.

 

Raciones: 2

Dificultad: fácil

Tiempo de preparación: 10 minutos

 

Ingredientes

400 ml de café

200 ml de nata líquida

2 cucharadas de azúcar

2 onzas de chocolate

1 cucharadita de cacao puro en polvo para espolvorear

 

Preparación

Preparamos el café en una cafetera Kaffe más o menos fuerte según nos guste el café.

Mientras, montamos la nata con la otra mitad del azúcar con picos fuertes.

Cuando el café esté listo, lo endulzamos con la mitad el azúcar y rellenamos un vaso alto a la mitad. Repetimos con el otro vaso.

Introducimos en cada vaso de café caliente una onza de chocolate negro y 15 ml de nuestro licor favorito: brandy, cointreau o whisky.

Rellenamos el vaso con la nata montada ayudándonos de juna maga pastelera con boquilla rizada.

Espolvoreamos con cacao puro en polvo y acompañamos de una chocolatina.

 

 Fotografía y receta by Loleta.

 

Dejar un comentario