¡Envío gratis para pedidos superiores a 30€!

Canelones de berenjenas a los tres quesos

Hemos titulado esta receta canelones de berenjenas para que os hagáis una idea de lo que es aunque su verdadero nombre es “involtini de berenjenas”. Es un plato hecho con berenjenas laminadas muy finas y rellenas, en este caso de una mezcla hecha a base de diferentes quesos.

Sin contar el tiempo de horneado (que son unos 30 minutos en total), este plato se prepara en menos de 15 minutos, solo tenemos que laminar las berenjenas (si disponemos de una mandolina estamos salvados, sino, habrá que tener un poco más de paciencia), preparar el relleno mezclando los ingredientes con una cuchara o tenedor y hacer los enrollados. ¿Qué os parece? ¿Os atrevéis con ella?

Ingredientes

  • 1-2 berenjenas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 450 g de ricotta
  • 2 cucharaditas de ralladura de limón
  • 150 g de provolone rallado
  • 80 g de requesón
  • 1/2 taza de hojas de estragón picadas
  • 1/2 taza de hojas de perejil picado
  • sal y pimienta negra recién molida
  • 1,5 kg de tomates maduros picados
  • 70 g de tomate concentrado (o tomate frito casero)
  • 80 ml de vincotto (de venta en tiendas italianas) – opcional (podéis sustituirlo por vino rancio o vino blanco)
  • 80 ml de nata líquida

Preparación

Precalentamos el honro a 220ºC.

Con la ayuda de la mandolina laminamos las berenjenas longitudinalmente en 24 láminas de 3 mm de grosor. Las pincelamos con aceite de oliva virgen extra y las disponemos sobre dos bandejas de horno con papel sulfurizado. Horneamos durante 4-5 minutos o hasta que se hayan dorado. Reservamos.

Ponemos la ricotta, la ralladura de limón, el provolone, el requesón, el estragón, perejil, sal y pimienta en un bol. Mezclamos hasta que se hayan combinado bien y reservamos.

Ponemos el tomate picado y el tomate concentrado, el vincotto y el aceite en un bol y mezclamos.

Pasamos a nuestro reciepiente para horno (nosotros hemos utilizado una cacerola de aluminio fundido antiadherente BRA), de unos 24 cm.

Formamos los involtini rellenando cada lámina de berenjena con la mezcla de queso y los vamos colocando sobre el tomate. Cuando estén todos listos, rociamos con la nata líquida.

Bajamos el horno a 200ºC y asamos durante unos 20-25 minutos o hasta que esté tostado y burbujeante. Dividimos en platos para servir y ¡a disfrutar!

Dejar un comentario

Left Continuar comprando
Tu pedido

No tienes ningún producto en la cesta