¡Envío gratis para pedidos superiores a 30€!

Crema de boniato y gambas

Aunque generalmente se asocie los boniatos con un ingrediente otoñal, éste es un tubérculo que suele encontrarse todos los meses, como la patata. El boniato o batata, es un alimento vegetal rico en carbohidratos que consitituye una excelente fuente de energía, además muy nutritiva y de fácil digestión.

Esta crema de boniato podéis hacerla tanto en invierno como en verano, está deliciosa servida fría y a los niños les encantará.  La combinación del boniato con el lemongrass le da a esta crema un toque exótico y muy especial y si ya lo combinamos con las gambas, se convierte en un plato exquisito.

Ingredientes

Para la crema ( 6 personas):

  • 650 g de boniatos
  • 200 g de patatas
  • 120 g de cebolla
  • 50 g de mantequilla
  • 1, 5 l de caldo vegetal
  • 3 lemongrass

Ingredientes para las gambas:

  • 18 gambas
  • 1 guindilla
  • 1 lemongrass
  • 2 cebollitas pequeñas
  • Ralladura de la piel de 1 limón y de 1 lima
  • Zumo de medio limón
  • Tomillo y mejorana
  • 6 Cucharadas de aceite de oliva

Preparación

Cortamos las escaloñas muy finas y las doramos junto con la mantequilla y la patata cortada a dados, durante unos 3-4 minutos.

Añadimos los boniatos troceados, cubrimos con el caldo vegetal y dejamos cocer en la cacerola de acero inoxidable durante 20 minutos.

Quitamos la hoja exterior del lemongrass y la cortamos finamente. Lo ponemos en un cuenco pequeño y cubrimos con agua hirviendo. Dejamos reposar 10 minutos para que el lemongrass suelte todo su perfume. Luego añadimos el lemongrass con su agua a la cazuela de los boniatos y removemos bien. Trituramos todo muy finamente, hasta conseguir una crema. Reservar.

Preparamos la vinagreta cortando la guindilla a trocitos pequeños, las cebollas y el lemongrass y mezclándolo bien en un cuenco junto con la piel rallada del limón y la lima, la mejorana, el zumo de medio limón y el aceite de oliva.

En una sartén antiadherente salteamos las gambas con un chorro de aceite de oliva bien caliente, un par de minutos.

Las aliñamos con la vinagreta que hemos preparado previamente y las servimos sobre la crema de boniato, fría o caliente, como os apetezca.

Dejar un comentario

Left Continuar comprando
Tu pedido

No tienes ningún producto en la cesta