Cómo hacer crepes: trucos y recetas para que salgan bien

Hoy día 2 de febrero es el Día Internacional de la Crêpe, y te traemos unos trucos para hacer crepes perfectos desde el primer momento, y la receta básica y fácil de crepes para que desde ya empiecesa disfrutar de crepes en casa.

Un crepe es un dulce de lo más fácil de hacer a base de harina, huevos, leche... ¡Y en forma de disco perfecto para rellenar a gusto de cada uno!

Para hacer crepes y que salgan de rechupete hay unas pocas cosas a tener en cuenta:

  • Una vez mezclados los ingredientes, es importante dejar reposar la masa como mínimo media hora, para asegurar que la harina se hidrata.
  • Es interesante disponer de una crepera, que no es más que una sartén de laterales bajos, que te permitirá extender y sobre todo girar la crepe sin dificultades y rápidamente, para que queden unas crepes perfectas.
  • No viertas masa de más: normalmente recubrirás la superficie de la crepera llenando 3/4 de un cucharón. No pongas más que eso de entrada, o quedarán unas crepes demasiado gruesas.
  • Es importante, antes de incorporar la masa del crepe, que la crepera esté muy caliente: la masa del crepe bajará mucho la temperatura de la sartén, así que es importante tenerla de entrada muy caliente para tostar adecuadamente la masa y que queden unas crepes estupendas en pocos minutos.

Te dejamos la receta básica para hacer crepes en casa, y al final encontrarás algunas ideas para rellenarlas. 

Ingredientes

250 ml de leche entera
2 cucharadas de aceite de oliva
3 huevos
140 gr de harina de trigo
1 cucharada de azúcar blanco
Una pizca de sal

Preparación

En un bol, mezcla todos los ingredientes con ayuda de un batidor de mano o eléctrico. Obtendrás una masa de color blanquecino muy líquida.

Deja reposar la masa como mínimo media hora.

Pon la crepera Efficient al fuego, hasta que esté muy caliente.

Con ayuda de un cucharón (llenándolo unos 3/4 de su capacidad), vierte la masa en la crepera y, moviéndola o con ayuda de un rastrillo para crepes, reparte la masa por toda la superficie. Deja que se haga de ese lado.

Cuando empiezas a observar que los extremos se levantan y se desprenden de la crepera, es ya el momento de girarla: introduce una espátula larga, levanta la crepe y gírala con un movimiento rápido. Deja que se haga por el segundo lado.

Cuando lo observes hecho, retira la crepe de la crepera, y vierte otro cucharón de masa, y así sucesivamente hasta hacer toda las que desees.

Receta para hacer crepes

Notas

  • Te proponemos hacer tu primera crepe con naranja: pela y corta en rodajas una naranja, y dispón los cortes en la crepe. Encima, vierte miel haciendo varios zigzags por la crepe -¡Verás qué delicioso desayuno!
  • Seguramente la primera crepe saldrá algo más gruesa de lo deseado. ¡Es normal! Fíjate en la cantidad de masa incorporas para adecuarlo en las siguientes tandas y que salgan perfectas.ç
  • Mientras vas haciendo las crepes, te recomendamos que mantengas las que ya están hechas en un plato tapado con un trapo limpio de algodón. Se mantendrán calientes pero transpirarán, manteniendo deliciosas.
  • Si no quieres usar toda la masa el mismo día, guárdala en un recipiente hermético cerrado en el frigorífico hasta dos días. Cuando vayas a hacerla, retira el recipiente del frigorífico media hora antes para que la masa se temple antes de ponerla a la sartén, para evitar contrastes bruscos con la sartén, que como hemos dicho tendrá que estar muy caliente.

Ideas de relleno para tus crepes

  • Ideas de crepes dulces:

Rellena tus crepes con nata, crema, tu mermelada favorita, crema de avellanas y cacao o chocolate blanco fundido.

Simplemente con algo de miel o sirope de arce, o esparce azúcar encima de la crepe para descubrir el placer de lo más simple.

También con frutas (fresas, melocotón, plátano, pera...), todas ellas quedan deliciosas en contraste con la masa de la crepe, y si les añades un poco de chocolate fundido por encima o un chorro de miel, verás que quedas de lujo con tus amigos y familiares.

Los frutos secos, bañados en un chorrito de miel, también casan muy bien con el sabor de las crepes.

Por supuesto, puedes hacer un mix de todo ello: fruta con nata, fruta con crema de avellanas...

  • Ideas de crepes saladas -algunos rellenos clásicos:

Crepe de jamón y queso

Crepe de queso y champiñones

Crepe de tiras de pollo a la parrilla con queso

Crepe de solomillo con cebolla caramelizada

Crepe de ensalada verde con tomate y maíz

Crepe de salmón a las finas hierbas y queso

 

El mundo de las crepes es infinito. Te animamos a empezar y a descubrir tus combinaciones favoritas. Desde dulces a salados, con una crepe podrás hacer desayunos de escándalo o cenas de lo más fáciles y resultonas. ¡Feliz día de la crepe!

Cómo hacer crepes fácil

Dejar un comentario